¡No bajemos la guardia! El uso adecuado del cubrebocas salva vidas, salva a tu familia y te salva a ti